Teléfono Seguridad Social

¿Quieres llegar a los 65 años y disfrutar de una vejez plena? Llama al teléfono de Seguridad Social, el cual podrás localizar en este apartado. Si eres persona natural inscrita en el seguro social, podrás disfrutar de los beneficios en caso de desempleo, lactancia materna, post parto, jubilación, entre otros.

Teléfono Gratuito Seguridad Social

Solicita todos los requisitos, tanto físicos como digitales, para formar parte del seguro social, con tan solo llamar a la institución gubernamental. Consulta las planillas que debes rellanar para iniciar el proceso de afiliación.

  • Teléfono de Seguridad Social:  901 166 565
  • Horario: de lunes a viernes de 9:00 a 22:00
  • Dirección: c/ Padre Damián, 4 y 6 – 28036 – Madrid. España

Atención al Cliente Seguridad Social

Aprovecha hacer un contacto con el departamento de atención al ciudadano y consulta por los beneficios que ofrece cada una de las prestaciones. Averigua qué requisitos debes cumplir para iniciar el cobro de la jubilación. Realiza reclamaciones y/o sugerencias por medio de un mensaje privado en sus redes sociales.

Igualmente, otra manera de satisfacer tus necesidades de curiosidad o de preparación, es visitando su página de preguntas frecuentes, la cual te permitirá aclarar dudas con respecto a los beneficios que ofrece el seguro social.

  • ¿Cuáles son los beneficios que poseo si obtengo un número de seguro social?
  • ¿Cuántos días de asistencia ofrece el beneficio de incapacidad temporal?
  • ¿También existe un beneficio para el cónyuge masculino en caso de tener un bebe?
  • ¿Cuál es la edad mínima para empezar a gozar del beneficio de jubilación?
  • Si soy empresario ¿También debo formar parte del seguro social?

Conoce de las ventajas de pertenecer al instituto español

La seguridad Social es un ente gubernamental que ampara principalmente a los trabajadores formales y a los dedicados a la vida en el mar. Dicho amparo comprenden una serie se servicios de asistencia monetaria, los cuales se desarrollarán en breve.

  • La primera Afiliación: si deseas pertenecer a la institución y gozar de todos los beneficios que ofrece, la primera acción que deberás realizar es la afiliación al sistema de seguro social. En este último, contarás con un numero de seguridad social, el cual será tu identificación para todos los procesos que decidas tramitar. Es importante resaltar que debes tener a la mano el DNI o pasaporte. De igual manera, la impresión de la planilla Modelos TA1.
  • Prestaciones: cuando perteneces a un trabajo vives distintas experiencias, que afectan directamente en cómo te desenvuelves en el ambiente laboral. De esa manera, para que nadie salga perjudicado económicamente en el proceso, la institución cuenta con una serie de prestaciones, donde cualquier afiliado podrá gozar. Algunos ejemplos de dichas prestaciones son la de lactancia materna, discapacidad temporal, discapacidad permanente, riesgo durante el embarazo, desempleo, entre otros.
  • Pensión: después de haberle ofrecido tus años más productivo a una institución, seguro querrás retirarte para disfrutar una vejez a plenitud. Por medio del seguro social, podrás gozar de la Pensión de Jubilación, el cual te otorgará una ayuda económica después de una larga trayectoria laboral. Para disfrutar del  beneficio debes ser mayor de 65 años, estar de alta en el servicio y 15 años cotizando seguro social.
  • Trabajo en el mar: la institución también vela por los trabajadores que se desenvuelven en el ambiente marino. Disfruta de una asistencia económica por si has quedado desempleado o has sufrido una enfermedad laboral que te incapacite.

Un bonito cuento que se debe contar

Sus anales dan inicio en 1900 cuando fue creado el primer seguro social, conocido como La Ley de Accidentes de Trabajo. Esta fue complementada en 1908 con el Instituto Nacional de Previsión, el cual agrupaba diversos seguros existentes y los que iban surgiendo. Desde ese entonces, hasta los años 40, nacieron pólizas de retiro para los obreros, de maternidad, para enfermedades e invalidez, así como de vejez. Los años siguientes fueron de reformas dado que los seguros no eran suficientes y la financiación era inestable.

Con la llegada de la democracia en España surge el Real Decreto Ley 36/1978 y con sigo diversos organismos, por ejemplo, el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Tomando en cuenta esto, se concluyó que el sector público ofrecería este servicio obligatoriamente a sus empleados, para aquellos casos de incapacidad de laborar o desempleo. Año tras año, el seguro social solo ha buscado beneficiar al ciudadano español lo mejor posible, por ello incursionaron en el mundo tecnológico con la implementación de la página Web y la Sede electrónica. Por medio de estas puedes afiliarte, conocer sobre las pensiones, solicitar documentos y citas de atención.

Un apoyo cibernético

Una de las mayores ventajas que ofrece el ente gubernamental es su página web. Accede para que te des de alta o de baja en cualquier momento que desees abrir un proceso administrativo social. Consulta todos los beneficios y requisitos para optar por cada una de las prestaciones que ofrece la institución. Las noticias te mantendrán al día con los servicios que ofrecen, síguelos en sus cuentas de Twitter e Instagram para que estés tanto de ellas.

Deja un comentario